3

Paz a todos, en este tiempo de Adviento debemos de reflejar en lo que es un regalo, y no como el que se va a la tienda y se compra. Este regalo es uno que costo más que lo que se puede juntar o adquirir trabajado. No creo que se nos ocurra pensar porque el costo del regalo fue tan alto o porque se tuvo que pagar con lo que se pagó. Cuando pensamos en un regalo nos emocionamos especialmente si es para recibirlo, y  en ocasión algo de emoción en darlo. En este tiempo de preocuparnos en que regalar o que podemos regalar, una de las cosas que quizás este en la mente es de no gastar mucho, de cuidar el presupuesto. Al menos eso es lo que se piensa, pero  muchos se ponen a gastar y a gastar, y terminan endrogándose y pagando todo a través del año entrante.

 

Ya que estamos reflexionando en los regalos y el costo de ellos, pensemos en el gran regalo que DIOS nos da en Jesucristo, y que estamos cerca de celebrar su nacimiento. Lo vemos como una ocasión para celebrar un acontecimiento que cambio el mundo. Pero casi nunca lo vemos como un regalo, un regalo, el primer regalo de la navidad, y eso fue de DIOS PADRE para todos. Tristemente le damos más importancia a otras cosas, a otros acontecimientos y costumbres que se han desarrollado durante la historia. Eso es más importante y eso es lo que enseñamos a los niños y niñas, y se les enseña que la navidad se trata de cosas como unos renos, uno de una nariz roja, de un hombre de nieve, hasta de un cascarrabias que se quiere robar la Navidad, los regalos para ser claro. Y si para muchos esto es la navidad, esto es lo que se celebra, y el regalo de DIOS, que no se puede buscar en la tienda o te lo traen envuelto con un decorado papel, no le ponemos el enfoque que se merece. Seamos claros eso es la Navidad un gran regalo, que nos trae el perdón de DIOS, y la vida eterna.

Cristo al saludar a sus Discípulos después de haber resucitado el saluda con la paz, un profundo significado de eso es que los perdona por haberlo abandonado y que la relación entre ellos continúa. El pecado rompe esa relación, DIOS es quien hace todo para que esa relación siga y por el Amor que nos tiene nos perdona y la Paz entre DIOS y sus Hijos e Hijas puede seguir. El perdón que nos permite ser dignos de recibir la vida eterna, y que nos quita la vergüenza del pecado y todo lo que intentamos de esconder por nuestro pecado. En este tiempo de adviento reflejemos en el regalo de la vida eterna que obtenemos por el gran regalo de DIOS, que es Nuestro Señor Jesucristo.   Amen. 

JSN Fidem template designed by JoomlaShine.com